Fachadas bogotanas o el viacrucis de hacer crowdfunding en Colombia


bancolombia crowd
En enero de este año surgió mi proyecto Fachadas bogotanas, que en cuatro meses de trabajo diario se fue convirtiendo en la idea sólida de hacer un libro. Luego de convidar a mi amigo Fredy Ordóñez a que creara su propio sello editorial (Ediciones Milserifas) para lanzar este libro, Fredy y yo decidimos financiarlo a través de Indiegogo: una plataforma de crowdfunding o financiamiento colectivo que permite que personas interesadas en el proyecto contribuyan con dinero. En este caso, a cambio de cada contribución, nuestros colaboradores podían preordenar el libro a un precio especial y llevarse algunas recompensas adicionales como postales, afiches, originales enmarcados, etc.

Nuestra meta inicial era recaudar 8500 dólares en cuarenta días. Para nuestra alegría, no solo cumplimos la meta anticipadamente (el 25 de junio), sino que logramos recaudar más de lo presupuestado: en total 11.306 dólares. Sin duda, algo que nos enorgullece en un país sin cultura de crowdfunding y aún temeroso de las transacciones electrónicas.

Alcanzamos a hacer cuentas optimistas sobre el excedente recaudado, teniendo en cuenta el tremendo ascenso del precio del dólar; y enviamos mensajes de agradecimiento a quienes contribuyeron, bajo la consigna “sí es posible hacer proyectos independientes en Colombia”. Pero la realidad de nuestro sistema financiero nos aterrizó y nos puso en perspectiva.

No estamos preparados para hacer crowdfunding en Colombia, nuestros bancos no tienen ni idea de qué es eso.

Cerrada la campaña el 6 de julio, Indiegogo se comprometió a consignar a mi cuenta de Bancolombia el dinero recaudado, en un plazo de máximo 15 días hábiles. Cobraron sus respectivas comisiones (4 % para quienes cumplimos la meta y 3 % por transacciones bancarias), y el 15 de julio depositaron el dinero: 10.483,53 dólares.  Hacia el 20 de julio, Fredy y yo comenzamos a sospechar que el dinero ya había sido consignado, pues así lo notificaba la plataforma. Sin embargo, como el banco no reportaba nada, decidimos esperar. Y lo hicimos hasta el 5 de agosto, cuando contacté al banco para saber del dinero.

Hablé con dos funcionarias: una del banco y otra de la oficina de comercio internacional. Ambas me confirmaron que el dinero ya se encontraba en mi cuenta, pero que estaba bloqueado por el monto, así que debía acercarme a la sucursal donde abrí mi cuenta y autorizar el ingreso del dinero. Me explicaron que eventualmente me pedirían alguna documentación, pero que sería un trámite sencillo.

El martes 11 de agosto fui a la sucursal donde tengo mi cuenta (Edificio Colseguros en Bogotá) y hablé con una de las asesoras. Me preguntó la procedencia del dinero y le expliqué el proceso de crowdfunding de Fachadas bogotanas. Ahí empezó mi viacrucis: ella no entendía muy bien de qué le estaba hablando e intentó con insistencia acomodarme en alguna de las categorías de recepción de giros. Honorarios, donaciones, herencias, venta de inmuebles… Nada aplicaba porque el crowdfunding es una tipología distinta y porque, en este caso, Indiegogo es apenas un intermediario, no quien aporta el dinero.

Ninguna de las categorías establecidas por el banco se acerca a esta idea. Para ellos es inconcebible que quien envía el dinero sea eso: alguien en la mitad que facilita la logística de recaudo.

Después de mucho revisar, con la asesora acordamos que debía llevar un certificado expedido por Indiegogo, que podía ser en inglés, en el que explican que me envían ese dinero –recaudado entre muchas personas– para financiar mi libro; y que ellos son una plataforma de crowdfunding que sirven de puente entre los contribuyentes y mi proyecto. Además, la asesora verificó en el sistema y me notificó que el dinero ya no se encontraba en mi cuenta y que, por el tiempo que duró ahí, había sido devuelto a Indiegogo. O sea, debía comunicarme con ellos solicitando que volvieran a enviar el dinero. Ya por entonces el trámite no pintaba tan sencillo.

Me contacté con Indiegogo y también consulté a Nicolás Ospina, un músico que financió su disco a través de la misma plataforma y que recaudó algo más de 12 mil dólares. Nicolás me habló de su tortuoso proceso con Davivienda y de cómo lo solucionó: me dijo que imprimiera los “Términos y condiciones” de la página, pues eso equivalía a un contrato; que adjuntara el certificado que me diera Indiegogo y las copias de los correos en los que se confirma que se cumplió la meta, y que llevara eso directamente a la oficina de comercio internacional. Entretanto, Jordan, Payments Supervisor de Indiegogo, respondió por la misma línea: dijo que para efectos legales valían sus “Términos y condiciones” y que el certificado no era otra cosa que el correo que ellos enviaban confirmando la consignación del dinero para la campaña destinada. Se trata de una tabla en la que, además, se especifican las tasas cobradas en Estados Unidos. Jordan también me dijo que no tenían reporte en su banco de que hubiesen devuelto el dinero y que debía confirmar con el mío los datos exactos de la devolución para poder hacer el depósito de nuevo.

Con estos documentos, fui el pasado viernes a la oficina de comercio internacional de Bancolombia. Allí me ayudaron a radicar la solicitud, me dijeron que debía llamar a la mesa de negocios del banco para negociar la tasa de cambio (un negociar de mentiras, porque ellos ya asignan una tasa) y confirmaron que el dinero no había sido devuelto, que seguía bloqueado y que debía presentar la documentación en mi sucursal para que se hiciera el trámite debido, pues sin eso no se podía ingresar el dinero. El asunto parecía desenredarse, pero faltaba más, mucho más.

Fui a la sucursal de mi cuenta, presenté la documentación, y la asesora no entendía nada. En principio me rechazó los “Términos y condiciones” de Indiegogo porque iban en inglés. Yo repliqué que una compañera suya había dicho que eso no sería problema, pero ella no hizo caso. Luego consultó todo el proceso con otra persona y optaron por rechazar los papeles. Su explicación: que lo que llevaba precisaba qué era la plataforma, pero no por qué me enviaban el dinero. Debo precisar que ella no quiso ver todos los documentos, simplemente los rechazó y me entregó una nueva lista de requisitos.

La lista es:

  • Registro de Cámara de Comercio (o equivalente) de Indiegogo.
  • Escritura pública o documento expedido por Indiegogo que certifique el destino del dinero.
  • Carta de Indiegogo que explique su motivación para donarme el dinero.

La asesora agregó que estos documentos serían revisados por la gerente de la sucursal y un comité, y que ellos determinarían si aprobaban o no el ingreso del dinero. También me notificaron que era posible que me pidieran, luego, presentar los documentos autenticados en Estados Unidos (!!). Le pregunté qué pasaba si, definitivamente, ellos no aceptaban la documentación. Me respondió que devolverían el dinero y que no podría recibirlo por esa vía. Y punto.

Como era de suponerse, nuevamente me pedían cosas que asumían que Indiegogo me estaba donando el dinero y no que era un puente entre varios donantes y mi proyecto.

Traté de explicar las particularidades de mi caso, el por qué Indiegogo no podía enviarme una carta como la que pedían, pues eso implicaría pedirle una a los más de 300 contribuyentes. Les comenté las limitaciones de la certificación y por qué Indiegogo no podía asumir la responsabilidad del destino de ese dinero e, incluso, traté de plantear alternativas. Pero todo fue vano. Debo llevar esa documentación y sentarme a esperar que la gerente del banco entienda, sin hablar conmigo, de qué se trata todo esto.

También le expliqué a la asesora mi necesidad de solucionar este trámite con prontitud, pues nuestro compromiso era lanzar el libro este mes y, tal como ella lo planteaba, esto podía tomar días o semanas. Pero de nuevo fue vano.

Sigo a la espera de destrabar el ingreso del dinero para continuar con el proceso de edición (que supone, de entrada, unas tres o cuatro semanas para escáner, diagramación e impresión) y que está parado por la falta de dinero. Ya me comuniqué con Indiegogo para tratar de recopilar los documentos más cercanos a esto que me piden, pero es de suponer que su respuesta no se acomodará a las expectativas del banco. También me queda claro que no hay un proceso estándar para recibir dineros de crowdfunding, pues mientras Davivienda aceptó ciertos documentos, Bancolombia los rechazó.

Si a esto sumamos lo ocurrido recientemente con PayPal en Colombia, podemos decir que los discursos sobre innovación y emprendimiento y Tics e Internet son mero ‘blah, blah, blah’ en un vórtice de burocracia (cuyos únicos beneficiarios, al parecer, son las entidades financieras).

Entretanto, mientras Bancolombia celebra en redes sociales mi “empresa fachada”, en el mundo real la va dejando sin alma.

Captura de pantalla 2015-08-24 a las 15.12.06

** Actualización (25 de agosto de 2015): Después de la presión en redes, Bancolombia ya resolvió el problema. Aquí los detalles del proceso y de cómo terminó esta historia.

Comments 23

  • Blas dice:

    Como todo en este país de m€)€(€( ( como dijo Cesar Augusto Londoño el día que mataron a Garzón)… la desazón y la impotencia son lo peor. Yo quiero mucho a mi país, pero este tipo de cosas desalientan. Yo creo, debido a la premura del tiempo, que lo mejor es que busquen un contacto dentro del banco, de un nivel alto, que destrabe eso. Los operarios, auxiliares, asesores y demás no tienen ni idea de estas cosas, y les importa un soberano. Después si pones las quejas y demás, pues la prioridad es recibir el dinero y cumplir con quienes creen en ti. Hay muchas lecciones en esto. No confiar en el sistema bancario colombiano, aparte de usureros y ladrones, burócratas (cuando funalmente logres tener tu dinero, te sorprenderas de todo lo que le perdiste). A los que queremos hacer las cosas bien, nos enredan.
    Mi negocio es de exportación, y este es el pan de cada día. Lo que una vez funcionó, a la otra no porque cambiaron a la persona, o simplemente por que no se les da la gana. Me duele mucho lo que te esta pasando, y estas situaciones me hacen, cada vez mas, pensar en sacar mi negocio de mi país. Duele, y mucho.
    Espero logren sacar rápido el dinero, y ánimo. Excelente proyecto.
    Blas

  • Nomeacuerdo dice:

    Ahí es donde me siento afortunado de haber dado con un asesor que me ayudó a recibir sueldo del extranjero. Toca darle con paciencia e insistencia, y si te plantan en un callejón cerrado, ir por superfinanciera (que dudo que le hagan algo a sus BFFs, pero de pronto pone nervioso al asesor y hace que se avispe).
    Por el momento insistir hasta agotarlos, y hacer ruido hasta que llegue a los oidos indicados. Y aprovechar la subida del dólar :-/

  • Álvaro D dice:

    Una prueba más de la inexistencia del alma. Me pregunto si el dinero esta realmente “congelado” o si estará trabajando para generarle más ganancias al banco.

  • JuanDa Giraldo dice:

    Lo bueno querido amigo, es que cuando por fin te transfieran esa plata, el dólar va a estar a 4500$!!

  • @pibegeek dice:

    Por eso nunca hago negocios con bancos colombianos. Para una próxima vez, pedís gratis una tarjeta de Payoneer (que va vinculada a una cuenta bancaria en USA) y por ahí sacás la plata sin problemas. Si entra al sistema financiero Colombiano, pasan estas cosas porque para este país, todos somos delincuentes y tenemos que probar lo contrario.

    Un saludo y felicitaciones por tu trabajo

  • Ivan dice:

    Estoy de acuerdo con ir a la Superintendencia bancaria, y en ultimas la presion de los medios, eso si que les da miedo a esas instirucionrs obsoletas y abusivas…. en todo caso mucha suerte

  • Adriana Camelo dice:

    Espero que Bancolombia se digne a solucionar el problema #Apoyototalcucharitadepalo

  • Laura dice:

    Quizás lo más convenible sería decirle a Bancolombia que devuelva el dinero a Indiegogo porque ellos – y por lo tanto tú tampoco – no pueden cumplir con los requisitos de que te imponen. Mientras tanto vas a un banco que tiene gran experiencia con trámites internacionales, les explicas la situación y aseguras antes de abrir una cuenta que entiendan y que estén de acuerdo con aceptarte a ti como cliente y al dinero como algo legítimo, porque sí es dinero legítimo. Y si ese otro banco está dispuesto a ayudarte, abres la cuenta y pides a los de Indiegogo que te envíen el dinero en dos giros, de menor cantidad, si eso es lo que te acosejan en el banco (el nuevo). Cuando primero vine a Colombia, hace casi 10 años ya, mi abogado me aconsejó abrir cuenta con Bancolombia. Fue la peor decisión posible, pues ese banco está lleno de gente bruta empedernida que ni entienden ni toleran cualquier cosita fuera de lo más común y ordinario. Me pusieron todos los peros posibles, y eso que el dinero que ingresé venía de mi propia cuenta en EU, y tenía todos los papeles necesarios para verificar el uso legal y legítimo de la suma a la mano aquí en Colombia! Es como si los gerentes de Bancolombia todavía vivieran en el siglo diecinueve. Cerré esa cuenta lo más pronto posible y pasé a otro banco, y desde entonces me ha ido muchísimo mejor. Estoy segura que en algún banco vas a descubrir que sí hay manera de salir de este problema. No todos son tan cerrados de la banda! ¡No pierdas fé, Lizeth! Aquí en Colombia aprendí que con el tiempo y un palito todo tiene solución, y los que te apoyamos hace unos meses, seguiremos apoyándote!

  • Carlos dice:

    Asesórate con un contador. El banco te está pidiendo algo que la legislación colombiana requiere para el ingreso de divisas, y que, en tu caso, seguramente cae como una exportación de un producto (tu libro). El hecho que sea más de USD$10,000 seguramente lo hace más visible, pero no por eso es un problema.
    Los asesores del banco normalmente no tienen idea de como se hace. Por eso te recomiendo lo del contador; además él debe conocer la legislación, los asesores normalmente no tienen idea.
    Hay unos formatos del banco de la república que tienes que llenar y que deben tener el código correcto de ingreso. No tiene nada que ver con Indiegogo o el crowdfunding. Eso la legislación no lo contempla. Es más el producto de una venta.
    Créeme que no es tan complicado. Basta con que te asesores bien.
    Ojalá te sirva esta información.

  • juan pablo lineros dice:

    Hola, una solución puede ser abrir una cuenta en una firma comisionista de Bolsa. Este tramite puede requerir tiempo dependiendo del asesor 3 a 5 días. Realizarán preguntas como, ¿para que abre la cuenta? ¿qué tipo de inversión planea hacer? Acciones, deuda, renta fija etc. La respuesta es para negociación de dólares. No se puede decir que solo para hacer una operación y ya, porque a ellos les interesa “mover el negocio”. Este es el tramite difícil, pero solo se hace una vez en la vida. Ya con esto los datos de giro ya no son los de una cuenta personal sino los de la Comisionista, usted negocia los dólares con su corredor, aveces mas barato que con el banco, y llena el formulario cambiario como lo indiquen y does it. Si este no es el caso porque ya están en su cuenta bloqueados sirve para próximas oportunidades.

  • Prendon dice:

    Entiendo que el crowfounding es diferente, pero para efectos prácticos, ¿por qué no decir simplemente que entraba en la categoría de donación?

    • Lizeth León dice:

      Eso fue lo que hice, pero el problema es: Indiegogo no es un donante, es un intermediario entre muchos donantes. Ahí radica el problema: Bancolombia me está pidiendo documentos de Indiegogo bajo esa figura de donante, sin entender que ellos no los pueden dar porque son un puente entre varios donantes y mi proyecto.

  • calviche82 dice:

    Soy un ingeniero de sistemas que trabaja para una empresa de software en el medio este, yo trabajo en Bogota (desde la casa!) y ellos me hacen el envío de mi sueldo mediante transferencia bancaria a una cuenta mía en Bancolombia.

    Resulta que Bancolombia tiene un monto máximo de “Canje” de dolares por mes y año, por mes creo que es USD$5000 y por año USD$25000, es decir si el sueldo es de USD$2500 dolares mensuales en el mes 11 del año vas a tener problemas y el pago será bloqueado.

    Bancolombia es muy “avión” al momento de negociar las divisas que reciben, ellos tienen 3 días hábiles (algunos en el call center me dicen que son 5) para procesar el pago, entonces adivinen que día hacen efectiva la transferencia: el día que el dolar se cotiza más bajo, si bien esperan después de las 2pm donde deciden si pagan el mismo día o el día siguiente (a esa hora ya se sabe que precio tiene el dolor de hoy y cual será la tasa para el día siguiente y deciden si pagan) si el dolor hoy es mas barato pagan hoy, si no, pagan al día siguiente y además, ellos dicen que el pago no tienen ningún costo, pero ellos pagan 60 pesos por debajo de la TRM. o sea que si la TRM del día del pago es de por ejemplo COP$ 2500 ellos te lo pagan a COP$2440 aprox.

    Cual fue mi problema: superé el monto anual, después de esperar los 5 días habiles y de varias llamadas al call center donde no me decían que no habían recibido ningun pago, gracias a algún asesor que si supo buscar bien el sistema me informan que mi pago esta bloqueado. Para desbloquear el pago depende enteramente del gerente de la sucursal donde tengas la cuenta, en mi caso tuve la mala suerte de tener una mujer gerente un poco cerrada, al ser mi pago honorarios me exigieron una carta laboral o copia del contrato, yo tenía copia original del contrato en ingles la cual había sido firmada 2 años antes, la gerente aparentemente no sabia ingles por que decía que mi contrato ya estaba vencido, salvo que por ningun lado mi contrato tiene fecha de vencimiento, vale la pena decir que todo esto fué mediante asesores de la sucursal ya que la gerente nunca me dio la cara pese a que yo le pedía hablar con ella.

    Al no ser mi contrato válida (cosa totalmente falsa por que es un contrato sin fecha de vencimiento) me exigían una carta laboral de la compañía, salvo con la excepción que debía ser original, es decir una carta física con membrete. en otras palabras la carta me la tenían que mandar de manera física desde el medio oriente, de nada sirvió que me la enviaran escaneada con la promesa que yo la traía fisicamente después. Afortunadamente mi empresa es una empresa global y tienen convenio con fedex para el envío de documentos importantes (contratos y certificados) y la carta duró una semana en llegar, me toco traducirla y entregarle la original y la traducción.

    Tristemente los otros bancos son muy parecidos y cerrados con esto también por ejemplo banco de bogota exige 6 meses de antigüedad para poder recibir un giro de afuera.

    Averiguando con un conocido que recibe el sueldo de afuera también, el desbloqueo depende mucho del gerente, el si conoce al gerente y el gerente es mas relajado con eso y con solo hablarlo cara cara le desbloquea los pagos.

    La solución para mi, abrir una cuenta en un banco en Miami, no se roban los $60 pesos por cada dólar y es mucho mås facil recibir el pago.

    En resumen, bancolombia esta rezagado con la revolucion tecnologica del mundo, ahora un colombiano puede estar en Tailandia trabajando para una empresa de India y recibiendo el pago en Colombia y bancolombia no esta preparada para estos casos, yo entiendo que por el pasado del narcotrafico y lavado de dinero esto es un tema delicado pero tengan la certeza que un mafioso no hace envíos por banco para tener dinero en colombia. un mafioso entra por cajas sus ingresos a colombo, Por favor bancolombia creale a los usuarios de a pie.

  • Irenarco dice:

    podría ser la oportunidad para sentar un precedente…. ¿por qué no intentas contactar al ministro TIC, y funcionarios de alto rango que entiendan del tema y puedan ejercer alguna influencia para que al menos hablen de la situación? también podrías hacer una campaña mediática de presión y cuenta con que mucha gente va a apoyarte. mientras tanto como uno mas de los que contribuyeron te doy gracias por contarnos los entuertos por los que atraviesas. y ojalá se resuelvan pronto.

    • Lizeth León dice:

      Hola,
      Es precisamente lo que quiero hacer. No se trata simplemente de solucionar mi caso, sino que ellos deben entender que este es un modelo normal de financiación de proyectos y que necesitan de un procedimiento estándar mucho más sencillo. Ahí estaremos en la pelea.

  • Robert Soler dice:

    Es conveniente que dirija una queja con copia dirigida al banco, por que por culpa de la mala informacion de los funcionarios el banco por dia si se esta lucrando de su dinero, copia dirigidas al defensordelconsumidorfinanciero y superfinanciera y vera que le cuadran eso rapido exponga el caso que con los papeles similares en davivienda no pusieron tanto problema

  • Gabriel dice:

    Si no fuera un drama lo que estás viviendo, me desternillaría de la risa. En materia financiera y en virtud de que somos un país de mafiosos – o eso supone el gobierno y el sistema financiero de este país – a uno con su plata le presumen la mala fe entérminos de donde viene y para donde va. Lo noté hace unos meses cuando me acerqué a cambiar unos dólares por ventanilla en un local de la ciudad de LIma y el único documento que tuve que presentar fueron los dólares. Lo que sí es imperdonable, es que un banco del tamaño de Bancolombia no tengo “puñetera idea” de como gestionar un crowdfunding.

  • Gabriel Poblador dice:

    Los cacaos financieros -Bancolombia, Davivienda, Grupo Aval-, se jactan y vanaglorian de ser supuestamente bancas del primer mundo financiero. Cuando en realidad por el esquema tan atrasado de este país obtienen rendimientos por lo clavados que tienen a los consumidores pero sus maquinarias son obsoletas, prueba de ello es que no sepan asimilar un crowdfunding. Un nene de primer semestre de Economía sabe que es. Y estos avezados lobos no dan pie con bola. Que pena de gente

  • Axel dice:

    Mucha paciencia. Nos falta un montón en Colombia. …

  • Pedro Correa dice:

    Hola, la verdad te enredaron mucho, lo que había que hacer era negociar la tasa primero y despues diligenciar un formulario 5 de ingreso de divisas con el numeral 2906, así no hubieras tenido problemas, no te supieron asesorar bien allá.

  • Patton dice:

    Qué lamentable y triste que estés pasando por este viacrucis.

    ¿y la única forma de enviarla es por transferencia? ¿No hay opción de giro? ¿O que sean dos pagos de menos de US$10K que creo que cuando exceden ese monto es que comienzan las preguntas?

    En todo caso ojalá logres dar con alguien con algo de criterio en ese banco que te resuelva el problema, y que la exposición del caso en redes sociales contribuya a una pronta solución.

    Saludos,

    • Lizeth León dice:

      El problema es que el dinero ya está en mi cuenta, pero bloqueado. O sea, ya no se pueden hacer cambios sin agotar ese trámite tedioso que proponen.

      • Carlos Rincon Eckardt dice:

        Lizeth le recomendaria que trabaje con Payoneer.com y que arregle con Indiegogo que le depositen su recaudo por ahi. Para la próxima evite a toda costa cualquier punto de intromisión de los bancos o servicios financieros nacionales pues como usted puede ver y me disculpa el expletivo, no sirven pa un culo!

        Le recomiendo también que radique toda su operación en los EE.UU. que según he leído es completamente viable y 100% legal sin siquiera salir del país.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada, los campos obligatorios están marcados *

twenty + 13 =

Copyright © 2015 Lizeth León. Designed by LXIV. Todos los derechos reservados.