La empresa fachada

Somos una empresa fachada líder en el sector del sentimiento.
Este es nuestro staff.

Fachadas Bogotanas

Lizeth León

CEO, CFO y todos los acrónimos


Nací el día del bogotazo en Bogotá. Vine a leer el mundo y a reconocerlo con ojos miopes. Hablar de mí misma quita buddhipuntos.

[tt_members columns=”2″][tt_members_item name=”Fredy Ordóñez” role=”Líder espiritual de Ediciones Milserifas” image=”2248″ facebook=”” twitter=”https://twitter.com/milserifas” google_plus=”” linkedin=”” skype=”” dribbble=”” flickr=”” instagram=”” email=””]Soy, en esencia, un lector. Claro, uno de leer se puede volver loco o, a medio camino, emprender la quijotesca tarea de volverse editor. ¿Pero qué es ser un editor? Primero, se me ocurre que es la manera más eficaz de recomendar un libro, sea porque este es bonito, o porque te arruinó la vida, o te la aclaró. Pero ser editor también es sentarse a la vera del río (o en el corazón del río mismo) con una batea y, con paciencia, esperar a atrapar una pepita de oro encendido. También: el editor es un funambulista, uno que lleva un libro del autor al lector, procurando primero sobrevivir y no caer en el vacío y segundo cuidando el libro, para que este no se despeñe en el silencio. Hacer libros, supongo, es entre otras cosas tener imaginación. Intento hacer eso, en Bogotá, donde nací y donde estudié; en Bogotá, la ciudad que llevo dentro de mí a todos lados, la ciudad a la que siempre vuelvo, mi Ítaca.[/tt_members_item][tt_members_item name=”Juan Pablo Salamanca” role=”Kinesiólogo gráfico de la marca fachada” image=”2250″ twitter=”http://twitter.com/imagologo”]Juan Salamandra, profesión: imagólogo; así me conocen en el medio gráfico y así se llama mi oficina.  He repartido mi tiempo desde hace ya varios años entre la universidad y el diseño independiente. Diseñar es para mí un ejercicio de coherencia con la vida, por eso me gustan los proyectos que se asoman a cosas esenciales y muchas veces básicas. Creo que las soledades contemporáneas, los conflictos, las maneras de habitar pequeños cosmos, las economías informales, lo transitorio, lo animal… son maravillosos pretextos para decir cosas con imágenes y con ello activar oportunidades de pensamiento. Me sitúo entre los imagocolectores y los voyeristas (literalmente mirones u observadores) por eso creo que no está de más andar armado en esta ciudad, pero con una cámara fotográfica; hacer pleno ejercicio de la mirada, ser testigo, caminante… ejerciendo fielmente la tarea del vagabundeo, del merodeo, tal y como lo enseña la consigna benjaminiana del Flâneur.[/tt_members_item][/tt_members]
[tt_members columns=”3″][tt_members_item name=”Juan David Ortiz ” role=”Realizador audiovisual todoterreno” image=”2251″ twitter=”http://twitter.com/elcuentador”]

De muy joven siempre tuve dos caminos: la formalidad de la psicología y el derecho y la creatividad de la ingeniería del sonido y los medios audiovisuales. Pero solo la imagen en movimiento me mostró que podía hacer compatibles lo que quería hacer con el legado que quería dejar; lo que me gusta, con el servicio que quería prestar. Tal vez si hubiera estudiado derecho o psicología, me habría tardado más en ser útil a los demás. Y, tal vez, esa utilidad estaría limitada a mi territorio, a mi idioma, a mi contexto. Hoy sé que los medios audiovisuales no tienen límites. Solo necesito una idea, un personaje y una historia que contar. Eso es más que suficiente para conmover.

[/tt_members_item][tt_members_item name=”Carlos León” role=”Padre de la autora – Gerente general de la empresa fachada” image=”2252″ twitter=”http://twitter.com/casadeherrero_”]Papá, mamá, escritor de papelitos con regaños, escritor de papelitos con cariños, escritor de epístolas transoceánicas, vendedor de enciclopedias, vendedor de mapas mudos, impresor, serigrafista, tesorero de asociación de padres, enfermero, periodista de mentiras, médico frustrado, caminante, viajero, lector de periódico, radioescucha, futbolista, billarista, traductor de gatos, cirquero, luchador, roncador, bravo, dulce, tierno, liberal, cachaco, chistoso, filósofo independiente, coplero de ocurrencias, batidor de chocolate, gitano como Melquiades, hablador, hipertenso, nostálgico, curioso, preguntón, elocuente, inquieto, dulcero, huesudo, amo de casa, autodidacta, inventor de métodos, empaques y oficios, artesano y, en suma, como me llamaría mi papá desde pequeño, “el jefe”.[/tt_members_item][tt_members_item name=”Malena” role=”La gata artista” image=”2257″ twitter=”http://twitter.com/depressed_cat”]uhfuewhfewhfew huewihfuewhfuewhfuwe fuiewfuwegfuewgfuwe ufiewfguweigfuiewgfuwebuvgwvbgugefu8rrrrrrrrrrrrrrrr hufwefuewfuw fuiwgfuweguew vfweguegfuwegfuwei fuiwegufew fguwei fuewi fgewgfuewgfuewuvgewugvuweih fueiwfuew fguwe fueiwf uiwef we. Miauuu.

Traducción: juego, duermo, bailo, hago mis gracias, me gustan las galletas Muuu, los paquetes de salmón y pavo y detesto salir a la calle. Tengo pulgas, me encanta revolcarme en el patio y salir al sol. Cazo moscas, zancudos y arañas y soy muy llorona. Hace cuatro meses una señora me tiene dibujando fachadas y un montón de gente me habla a media lengua. No entiendo nada. ¿Dónde están mis galletas?[/tt_members_item][/tt_members]

1 comentario en “La empresa fachada

Los comentarios están cerrados.