FAQ

FAQ

FAQ

Todo lo que siempre quisiste saber sobre Fachadas bogotanas y que Discovery Channel nunca te quiso mostrar.

*

¿De dónde surgió la idea de dibujar fachadas bogotanas?

Fue sugerencia de mi amigo Fredy, creador de Ediciones Milserifas, la editorial oficial del libro. Para más detalles, te recomendamos visitar el video oficial de la plataforma de crowdfunding.

¿Qué materiales usas para dibujar una fachada bogotana?

La mayoría de mis útiles son traídos desde Japón por enanos filipinos a través de rutas milenarias. Para trazar las siluetas uso el famoso bolígrafo Pilot 0.4, tinta gel, punta de aguja [que debo siempre pedir a mis redes de contacto mercantil en el extranjero, porque ni siquiera piensan en nosotros en Japón pon]; y para los colores uso rotuladores Touch y Copic acuarelables [están hechos a base de alcohol, doble punta-doble color, y una de ellas funciona tal cual como un pincel con acuarela]. A veces mezclo cosas y uso algunos Sharpie y rotuladores Pitt Faber Castell, aunque lo hago con mesura por lo cargado de su trazo. La libreta es una producción de Ricardo Corazón de Papel, de 17×12, en papel Capuccino de 70 g.

Kit

¿Cómo es el proceso de elaboración de una fachada bogotana? ¿Dibujas en el sitio?

Las condiciones climáticas y de seguridad en Bogotá me impiden, lamentablemente, dibujar en el sitio. Visito los barrios, la mayoría de las veces acompañada por alguien de la zona. Allí hago largas caminatas y tomo fotografías, desde el celular, de las fachadas que más me interesan. Dadas las limitaciones de la cámara del teléfono, a veces puedo tomar fachadas muy grandes en tres o más fotografías distintas, que después ensamblo en el dibujo. Terminada mi cazería, me voy a cualquier café, panadería o tienda a dibujar alguna de las fachadas capturadas. El proceso en general es muy itinerante, aunque a veces dibujo en mi casa. Cuando eso ocurre me apoyo en algunas imágenes de Google Maps que complementan las que ya tomo en términos de perspectivas o detalles que el celular no logra captar. Eso sí, nunca dibujo un sitio que no haya visitado.

¿Cómo eliges una fachada?

Los criterios son muy diversos. Me interesa, sobre todo, que sean fachadas domésticas y no tan emblemáticas. He hecho un par muy conocidas, aunque más como ejercicio. Puedo seleccionar una fachada porque resulta representativa para el estilo del sector, por sus colores y formas, porque es rara, porque tiene alguna particularidad o, incluso, por su historia y lo que significa para quienes me acompañan en los recorridos.

¿Cuánto te demoras haciendo una fachada?

En promedio, hora y media, dos horas. Sin embargo, depende mucho de la fachada. Hice algunos ejercicios de fachadas exprés en no más de 15-20 minutos y pasé noches en vela repitiendo una y otra vez fachadas que me resultaban complicadas.

¿Cuál ha sido la fachada más difícil de hacer?

Parecerá rarísimo, pero ya no quiero recordar todas las veces que repetí la de Pablo VI sin que lograra quedar del todo satisfecha. Para más detalles de este proceso, te invitamos a leer “La fachada más difícil: retroceder, nunca rendirse jamás VI”.

05_03 Pablo VI

¿Qué cosas raras te han ocurrido visitando los sitios?

En general, nada que temer. Me sacaron un par de veces de algunas zonas por tomar fotos. En el hospital San Carlos, por el Country Sur, me retuvieron un tiempo junto a Santiago Reyes, mi acompañante, por las fotos; en el barrio El Morisco, al que fui con Andrés Correa, nos siguió un señor en bicicleta y nos detuvo para preguntarnos al detalle y con desconfianza por lo mismo; y así en muchos otros sitios. No he tenido mayores inconvenientes de seguridad y, por el contrario, me he encontrado en general con gente amable y que me cuenta historias.

¿Cómo eliges los barrios que visitas?

Al igual que con las fachadas, los criterios son muy diversos. Mi meta clara fue visitar las 20 localidades de Bogotá más dos municipios [Soacha y Chía]. Con esa idea, visité barrios según las ofertas de recorridos que me hacía la gente a través de Twitter y ya luego fui priorizando y gestionando esas visitas según el tamaño de las localidades y qué tanto había visitado y dibujado de la zona.

¿Hasta cuándo piensas seguir dibujando fachadas bogotanas?

Mi meta inicial para el libro fue dibujar a diario por cuatro meses, del 26 de enero al 26 de mayo. Pese a que ya cumplí esa fase, quiero seguir con la rutina hasta que salga a la luz el libro, aunque las ilustraciones de esta nueva fase ya no clasifiquen para él.

¿Puedo sugerir alguna fachada?

Por supuesto. En esta segunda fase me interesa darles gusto y dibujar las fachadas que me vayan proponiendo. Basta que me envíen una foto con una buena toma de la fachada y que procuren indicarme la dirección del lugar para, en lo posible, visitar la zona.

¿Es verdad que quien dibuja las fachadas es Malena, tu gata?

Así es. Por eso, esto es una empresa fachada.

Pintora

Comments 2

  • Katta dice:

    querida Lizeth,

    no pude contactarte por correo electrónico, siempre me devuelve tu mail con mensaje de error.
    Estoy muy interesada en ese libro que vas a publicar y quisiera saber cuándo y dónde se publica y cómo puede acceder al libro desde Alemania.

    me encantan tus dibujos y el proyecto de recopilar la arquitectura bogotana.
    un abrazo
    katharina

  • Catalina dice:

    ¿Cuál es tu fachada favorita? ¿Cuál es la favorita de tu papá? ¿Por qué?

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada, los campos obligatorios están marcados *

Copyright © 2015 Lizeth León. Designed by LXIV. Todos los derechos reservados.